IDIOMAS DISPONIBLES
| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

lunes, 21 de enero de 2013

Anteproyecto de Ley Andaluza de Movilidad Sostenible

El pasado sábado, 19 de enero, fuimos convocados por la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía para intentar aportar nuestras impresiones a la elaboración del Anteproyecto de Ley Andaluza de Movilidad Sostenible, en el Palacio de Congresos de Córdoba.

El encuentro, que resultó muy cordial, adoleció del espacio temporal mínimo para abordar con seriedad, y profesionalidad, un tema de tantísima relevancia para muchos de nosotros.

Por parte de la Sra. Consejera Dª. Elena Cortés Jiménez y de su Director Gral. de Movilidad D. José Luis Ordóñez quedó meridianamente claro que deseaban un sistema de participación ciudadana diferente a lo visto hasta el momento y que tenían especial interés en la efectividad de la Ley, es decir en su cumplimiento.

Estos puntos, como podréis imaginar, son especialmente sensibles para mí. Después de varios años asistiendo a cuantos eventos de este tipo me ha resultado posible y ante la irrelevancia, aparente, de mis modestas aportaciones, me permití indicar desde la perspectiva de la Discapacidad y Dependencia afecta de Movilidad Reducida, lo siguiente:

- La Movilidad debe resultar, antes que nada POSIBLE, luego podemos entrar a valorar otras cuestiones para favorecer la calidad de vida de los ciudadanos (reducir distancias, favorecer el tránsito peatonal, mejorar las condiciones para el uso de la bicicleta, uso del transporte público y colectivo frente al individual y privado, el ferrocarril, etc.)

- Para garantizar el cumplimiento de una Ley, en general, y la Accesibilidad, en particular, se plantea como “IMPRESCINDIBLE”, una política coercitiva de referencia: Reglamento Sancionador. Un ejemplo evidente lo tenemos con la Ley Antitabaco.

 El incumplimiento flagrante, y reiterado, de “La Accesibilidad” vulnera un Derecho Fundamental de las Personas con Discapacidad, Art. 9º de la Declaración Universal de los Derechos de las Personas con Discapacidad de las Naciones Unidas, firmada en la Ciudad de Nueva York el 13 de diciembre de 2006, suscrita por el Gobierno de España el 30 de marzo de 2007, publicada en el B.O.E. el 21 de abril de 2008 y, en vigor en nuestro Ordenamiento Jurídico, desde el 3 de mayo de 2008.

 Las normas sobre accesibilidad, y eliminación de barreras arquitectónicas, datan de muy atrás, en el año 1982 se dio un impulso importante con la LISMI y posteriormente se han ido desarrollando hasta materializarse, en Andalucía, en el Decreto 293, de 7 de julio de 2009, en vigor dos meses después de su publicación en el B.O.J.A., donde se recogen, de forma puntual y precisa, las adaptaciones requeridas con referencia expresa a la Accesibilidad en el Transporte, en su “TÍTULO III”. En la actualidad se siguen incumpliendo, de forma reiterada y recurrente, sus preceptos, incluso en su requerimiento más básico como supone el mandato a los Ayuntamientos y Entes Locales de adaptar sus Ordenanzas a lo requerido en este Decreto (Disposición adicional quinta) se incumple de forma generalizada. (el plazo expiraba un año después de su entrada en vigor)

 El propio Defensor del Pueblo, D. José Chamizo, ha reconocido públicamente que la falta de accesibilidad en Andalucía no es un problema de desarrollo normativo, es más una cuestión de respeto a la normativa legal de referencia existente. Hoy en día, LAMENTABLEMENTE, el incumplimiento de la normativa sobre accesibilidad no solo no conlleva sanción, sino que en muchos casos ni siquiera se produce reparación:

- El 22 de agosto de 2011, se denuncian los problemas de accesibilidad que presentan los distintos apeaderos y estaciones de Renfe, en la localidad de Fuengirola (Málaga). La documentación se presenta ante Renfe, ante la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social y ante la Fiscalía Prov. de Málaga.

- El 19 de sept. de 2011, se denuncia a ALSA Grupo S.L.U., por no disponer de vehículos adaptados para el trayecto Mérida-Béjar (Salamanca). A pesar de comprar el billete por Internet, y hacer las observaciones oportunas, con la debida antelación. La Persona con Discapacidad usuaria de silla de ruedas se quedó en tierra.

Con referencia a la Participación Ciudadana: Circunscribir la participación de la ciudadanía a Asociaciones, Federaciones, Confederaciones.…. puede suponer cercenar una parte importante de la sociedad que no está asociada, o no desea estarlo. Según los últimos informes del INE, solo el 30% de la población está asociada, que sucede con el 70% restante?. Si “REALMENTE” se desea conocer lo que piensa la ciudadanía hay que tener amplitud de miras y aplicar el sentido común. En el caso de la Discapacidad el asociacionismo no va mucho más allá del 5% de los afectados (Fuente: INE). De manera que si se quiere algo distinto a lo habitual habrá que empezar a hacer las cosas de forma distinta.

Para incrementar el protagonismo del FERROCARRIL, como Modelo del transporte sostenible en Andalucía, lo primero que tendríamos que hacer es “GARANTIZAR SU UNIVERSALIDAD” haciéndolo accesible.

- Incluso el Metro de Sevilla, de reciente puesta en marcha, presenta importantes desajustes andén-vagón. Una solución a nivel de infraestructuras puede ser dilatada y costosa, pero soluciones alternativas se han implementado con éxito en ciudades como Barcelona o Valencia. Querer es poder.

Consorcios de Transporte Metropolitano: A la hora de evaluar las distintas ofertas para gestionar líneas de transporte interurbano, incorporar la accesibilidad de los vehículos como elemento determinante para la concesión del servicio. Que por otra parte no sería otra cosa que aplicar lo prevenido en el Decreto 293/2009 y que, entre otras cosas exige, que al menos el 15% de la flota de vehículos esté adaptada.

Incluir en la “logística del traslado” elementos como el taxi, puertos y aeropuertos. Elaborar protocolos de actuación, según el caso, ante Personas con Discapacidad. En el transporte ferroviario incorporar, dicho protocolo, en el sistema de comunicaciones ERTMS.

Y para finalizar, introducir elementos estrictamente económicos que deberían estimularnos para implementar la accesibilidad, según los últimos informes anuales de la EMT de Madrid, mejorar las condiciones de accesibilidad en sus vehículos a contribuido de forma sustancial a reducir los tiempos de carga y descarga de pasajeros, mejorando el Índice de Rotación de pasajeros y en consecuencia, la rentabilidad del servicio.

Sabemos que hay una comisión formada para elaborar el Proyecto de Ley que nos ocupa, la propia Consejera nos indicó que están intentando incorporar todas las sensibilidades y disciplinas técnicas para la obtención de un buen producto final. No se nos dio mucho más detalle, pero yo sigo diciendo lo de siempre: SI QUEREMOS OBTENER RESULTADOS DISTINTOS A LOS HABITUALES, HABRÁ QUE EMPEZAR A HACER LAS COSAS DE FORMA DISTINTA.

Agradecido por la oportunidad concedida para participar y esperanzado en que nuestras aportaciones, exentas de coste económico, aunque no por eso, carentes de valor, sean tenidas en cuenta.